Skip to content

Receta de Pizza Fugazzeta – Pizza Rellena

23 junio, 2021

La Fugazzeta, es una pizza rellena de mozzarella cubierta con cebollas, un clásico creado partir de la combinación de las cocinas italiana y argentina. Tiene como punto de partida la Fugazza, una pizza sin relleno cubierta con cebollas, que está al mismo tiempo comparte características con la pizza italiana (Fugassa) Focaccia.

Cómo siempre decimos, en gastronomía no existe una sola versión de una receta, por lo que siempre podés crear tu alternativa. Por ejemplo, ablandar las cebollas antes de agregarlas a la Fugazzeta es opcional. A menudo se agregan crudas, cortando las cebollas lo más finas posible, con mandolina, por ejemplo.

Lo más importante, usar mozzarella fresca para rellenar la pizza.

Ingredientes para la masa:

  • 3/4 tazas de agua tibia
  • 1/4 taza de leche tibia
  • 2 1/2 cucharaditas de levadura seca activa
  • 2 3/4 tazas de harina de pan
  • 2 cucharaditas de azúcar.
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen, y más para engrasar el tazón

Para el relleno:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, y más para engrasar y rociar
  • 2 cebollas medianas, en rodajas finas
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • Sal al gusto
  • Hojuelas de morrón rojo triturado a gusto
  • Queso mozzarella rallado, una buena cantidad.

Como preparar pizza fugazzeta

  1. En un recipiente pequeño, mezcla el agua y la leche. Espolvorea con levadura, y deja reposar por un minuto antes de revolver para combinar, unos 10 minutos será suficiente.
  2. En otro recipiente a mano, o en el vaso de una batidora o amasadora eléctrica, vamos a mezclar poco a poco la harina, el azúcar y la sal. Añadí el aceite de oliva, y la levadura preparada antes y segui mezclando hasta que se forme la masa.
  3. Cuando deje de pegarse, espolvorea la mesada con un poco de harina y seguí el amasado sobre esta hasta que quede elástica y suave.
  4. En una superficie con un poquito de aceite, deja la masa reposar, tapada, durante una hora aproximadamente, hasta que duplique su tamaño.

Para el relleno

Freír la cebolla en una sartén, cortadas bien finas. Cocinar hasta que se ablanden y esten doradas, agregar orégano sal y el morrón cortado.

Con el horno precalentado:

  1. En una asadera con un poquito de aceite, dividir la masa en dos bolos más pequeños, estira para darle forma a la pizza y que quede del tamaño, forma y grosor que quieras.
  2. Cubrí la superficie con el queso, dejando un poco para la superficie. Ahora con el resto de la masa, lo vas a estirar y vas a cubrir la superficie, dejando un borde sin cubrir, dobla los bordes de la parte inferior sobre la superior, haciendo una especie de repulgue para que el queso no se salga.
  3. Cubri la superficie con las cebollas y el resto del queso. Agrega un chorrito de aceite de oliva y listo.
  4. Lleva la pizza al horno durante unos 20 minutos aproximadamente, hasta que esta dorada.