Skip to content

Miel y sirope

Miel de dátil

Miel, tipos, propiedades y beneficios
La miel es un líquido sumamente dulce de una consistencia viscosa, producido por las abejas mediante el proceso del néctar de las flores, y otros métodos. Las abejas cuentan con enzimas especiales como la invertasa, la cual se encarga de transformar el  néctar, recogerlo y almacenarlo en panales para su maduración.

El trabajo del hombre, y su intervención en este proceso de la producción de miel de abeja se conoce como apicultura.

Las propiedades de la miel, varían en función del tipo de néctar que recogen las abejas.
Tipos de miel
Según el origen de su extracción, la miel se clasifica en distintos tipos:

Miel de flores: La miel que producen las abejas a partir del néctar se puede dividir a su vez en muchos tipos como por ejemplo:
monofloral: En este caso las más comunes son, miel de castaño, romero naranjo, tomillo, lavanda.
multifloral : Este tipo de miel esta mormada por el néctar de muchas especies vegetales en diferentes concentraciones y proporciones, por lo que es muy variable.
de la sierra o de montaña, y del desierto En este caso se conforman por una gran cantidad de especies, mil flores.
Miel de mielada, o  miel de bosque: Este tipo de miel la producen las abejas a partir de insectos chupadores de savia de plantas como abets, encinas, pinos y demás. Es menos dulce que la miel de abeja normal es más oscura y tiene un sabor muy característico a pino.

Características de la miel:
La miel que se obtiene a partir de las flores cambia de estado según el tiempo, hasta solidificarse, si la temperatura desciende el proceso de solicitación se acelera. En cambio, la miel de brezo o de castaño tarda poco y mucho e solidificarse.

La producción de miel tiene efectos secundarios, y uno de estos es la polinización, la cual es el medio de reproducción de las plantas con flores.